Alianza de Líderes Cristianos

¿Has oído hablar de la Alianza de Líderes Cristianos? ¿Eres un líder Cristiano local llamado al Ministerio? ¿Estás buscando una opción de ordenación que se adapte a ti? Una opción que incluya un curso de estudio apropiado para un Ministro ordenado. Un curso que incluya un proceso donde los líderes Cristianos locales confirmen su llamado como ministros ordenados localmente. Un curso donde seas parte de un movimiento creciente de Ministros conectados los unos a los otros. Ministros ordenados que desean tratar de traer a las personas de vuelta a Dios en avivamiento.

¡La Alianza de Líderes Cristianos (ALC) está conectada al Instituto de Líderes Cristianos (ILC)! El Instituto lleva a cabo el entrenamiento, la Alianza guía la ordenación en un proceso local con los líderes locales de la iglesia. Las estafas en línea hacen que tu ordenación sea una transacción. La Alianza de Líderes Cristianos te conecta con una ordenación  “Ecu-ministerial”.

La Alianza de Líderes Cristianos (AIC) está difuminando la línea entre el clero y los congregantes. La AIC se encuentra apasionada en que los líderes locales de avivamiento sean identificados, entrenados con clases de alta calidad, y movilizados en sus comunidades locales. ¡No te alejes de tus centros de influencia, más bien quédate donde estas para defender más el impacto del Evangelio!

La IAC quiere regresar a la forma en que la iglesia primitiva movilizaba a los líderes locales.

Inscríbete ahora para comenzar tu entrenamiento en el Ministerio impulsado por la generosidad. Recibirás una beca después de terminar la clase de introducción. Entonces sólo necesitarás tomar una clase más y podrás solicitar la ordenación legítima que está conectada con los líderes Cristianos locales.

Haz clic aquí para leer más sobre el proceso de estudio de ordenación en El Instituto de Líderes Cristiano.

Historia del Ministro Ordenado en la Iglesia Primitiva

La línea entre el clero y los congregantes era borrosa durante los dos primeros siglos de la iglesia. En los años 300’s, alrededor de la época del Emperador Romano Constantino, las iglesias dejaron de identificar a los líderes locales de entre sus congregaciones. En cambio, empezaron a “llamarlos” desde otros lugares. Eventualmente, la jerarquía de la iglesia estableció el clero.

La forma básica se perdió.

En la época de la iglesia primitiva, las iglesias locales plantaron líderes en todas partes mediante la ordenación generosa de los ministros diáconos. Los diáconos eran los ministros. De hecho, la palabra “ministro” es la traducción al latín de la palabra griega “diácono”. Estos “ministros diáconos”, hombres y mujeres, eran héroes de la fe. A pocos alguna vez se les pagó. Muchos murieron como mártires.

El Instituto de Líderes Cristianos está capacitando y movilizando líderes Cristianos a través de la formación en línea. La Alianza de Líderes Cristianos está reconociendo a estos “ministros diáconos” locales. Un ministro ordenado localmente es ordenado como resultado de una asociación entre ILC-ALC y mentores, pastores y líderes locales.