Hacer Discípulos que Obedecen los Mandamientos del Señor

Hacer discípulos que obedecen los Mandamientos del Señor

Hacer Discípulos que Obedecen los Mandamientos del Señor

A todos nos alienta el del se dispone a hacer discípulos que obedecen los Mandamientos del Señor Jesucristo. Tomemos tiempo para leer este testimonio y sigamos invitando a otros a prepararse para cumplir con la Gran Comisión

¡Saludos de alta estima y consideración!

Mi nombre es Richard David Ramírez Sarcos. Nací en Durán, Ecuador. Tengo 45 años. De joven conocí un poco del Evangelio a los 18 años. Pero me aparté de la iglesia. Como a los 20 años alguien me explicó la importancia de regresar a la Iglesia para tener compañerismo con los hermanos y ser edificado. Pero yo dudaba mucho. Sin embargo, cuando llegué a mi casa en la madrugada me acosté en la cama y me puse a meditar. Ahí tuve una conversación seria con Dios Padre a través de su Hijo, le dije:

Dios, si quieres que te sirva, si tienes un llamado para mí, entonces sí regreso a la Iglesia. Pero si no me muestras más, entonces yo te digo que no quiero regresar a sentarme en una banca. Eso es aburrido.

Inmediatamente después, una luz entró a mi cuarto, directo a mi rostro. Me abrumó y me sobrecogió. No pude decir nada, pues era una pequeña señal de la misericordia de Dios al escucharme y su gracia para perdonarme mis pecados. Entonces tomé la decisión de que Jesús sería mi Señor. Y por eso me propuse estudiar para conocerlo y servirlo mejor.

Estudié en un instituto bíblico de internado en Quito-Ecuador. Me gradué cuando tenía 22 años. Luego trabajé de obrero cristiano durante 8 años en la sierra amazona de mi país. Al paso del tiempo contraje matrimonio con la mujer que amo, y con quien tenemos 3 hijos. El mayor tiene 15 años, el siguiente 13 y el menor 9 años.

Al casarme decidí estudiar una carrera universitaria. Logré dos título universitarios – gracias a Dios. Actualmente estoy trabajando de profesor en el Ministerio de Educación (o Secretaría de Educación) de mi país juntamente con mi esposa.

Nada ha sido en vano. Ahora con más experiencia y más comprometido con Dios, he decidido seguir entrenándome ministerialmente. Lo haré vía online/a distancia. Tomaré esta oportunidad con mucha responsabilidad, pues es un privilegio estar preparado para servir a nuestro Dios santo y perfecto. Seré disciplinado con estudiando diariamente. Quiero avanzar y completar toda la capacitación y el entrenamiento. Si puedo ser eficiente y efectivo en esto, así será.

ILC es una herramienta importante para los que tenemos grandes expectativas en el ministerio al Señor. Creo firmemente que seré más eficiente si estoy más capacitado en el servicio de la Iglesia de Cristo. Ya que mi deseo y oración, desde hace tiempo, es plantar o iniciar una iglesia el sector donde vivo. Trabajo como obrero independiente, y mi llamado es obedecer al Señor que nos pidió hacer discípulos en su nombre y enseñar a todos a obedecer sus mandamientos.

Este es mi testimonio y mi compromiso. Gracias por leer estas palabras. Sean todos muy bendecidos.

Jesús se acercó y les dijo: «Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, vayan y hagan discípulos en todas las naciones, y bautícenlos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Enséñenles a cumplir todas las cosas que les he mandado. Y yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.» Amén. Mateo 28:18-20


Para más información sobre inscripción, registro y cursos gratuitos online: https://www.institutodeliderescristianos.org/