Serie de Estudios Bíblicos para Grupos en Casa

Serie de Estudios Bíblicos para Grupos en Casas

 

 

Cada primer jueves del mes, el ILC presentará la Serie de Estudios Bíblicos para Grupos en Casa. Con este material nuestros estudiantes pueden organizarse para tener 4 sesiones de estudios bíblicos. El material es original, dinámico y relevante. Se concentra en un sólo pasaje cada semana y se estudia un mismo tema en cada serie. Cada serie tiene 4 ó 5 estudios bíblicos. Cada estudio bíblico consta de 8 preguntas, 4 preguntas son inductivas para encontrar su respuesta en la Biblia y 4 preguntas son deductivas, para encontrar su respuesta en la práctica cotidiana de cada creyente.

EL ESPÍRITU SANTO NOS ENSEÑARÁ

Tristemente hay personas que leen la Biblia sin querer que el Espíritu Santo les enseñe el significado de lo que leen. Pero también hay personas que leen la Biblia sabiendo que sin la enseñanza del Espíritu Santo no podrán entender ni vivir lo que leen. Este mes estudiaremos 4 pasajes que explican claramente por qué es tan importante que el Espíritu Santo nos enseñe a entender y a vivir la Palabra de Dios.

I. Nos Enseñará a Vencer Toda Tentación

Jesús es Dios, él conocía bien todo lo que su Padre había ordenado que se escribiera acerca de él y acerca de lo que pedía a su pueblo. Pero cuando vino a la Tierra y tomó forma de siervo no le fue suficiente conocer todo el contenido de la Biblia, Jesús también necesitó aprender a vivir como humano la Palabra de Dios. Por eso, el Espíritu Santo le enseñó cómo hacerlo para vencer al Tentador. Leamos Lucas 4:1-13.

1. El diablo, ¿conocía las Escrituras? 

2. ¿Qué dijo e hizo el diablo que demostró que él no vivía las Escrituras?

3. ¿Por qué el diablo jamás podría entender las Escrituras aunque las conocía?

4. ¿Qué hizo el Espíritu Santo en la vida de Jesús? 

El error del diablo pude ser el de cualquiera; para evitarlo preguntémonos si estamos siguiendo su ejemplo o el de Jesús.

5. ¿Qué ha provisto el Espíritu Santo para ayudarme a entender las Escrituras?

6. ¿A quién me parezco más? ¿A Jesús? ¿O al diablo que no sabe cómo vivir las Escrituras?

7. ¿Cómo me ha ayudado el Espíritu Santo a vivir las Escrituras?

8. Sin la ayuda del Espíritu Santo, ¿podría parecerme cada día más a Jesús? ¿Por qué?

II. Nos Enseñará a Interpretar a Las Escrituras

Cuando Jesús resucitó, él tomó tiempo para enseñar a sus discípulos a entender correctamente el significado de su muerte y su resurrección. Esta enseñanza sería la más importante para su futuro porque a partir de ese momento deberían de entender que todas las Escrituras hablaban de Jesús. Por esa razón deberían dejar que el Espíritu Santo les enseñara a interpretar el significado de toda la Biblia. Leamos Lucas 24:13-35.

1. Para los discípulos que caminaban rumbo a Emaús, ¿qué significaba lo que había sucedido en Jerusalén recientemente?

2. ¿Cuál es el significado que Jesús dio de lo sucedido?

3. El pasaje no lo dice directamente; pero está implícito en el versículo 32, ¿quién les ayudó a los discípulos a reconocer a Jesús? 

4. ¿Quién les seguiría ayudando a todos los discípulos a reconocer, y a interpretar a Jesús en las Escrituras? ¿Por qué?

Desde que Jesús resucitó de los muertos, ascendió a la diestra del Padre, y prometió regresar en su gloria no tiene caso leer las Escrituras sin conocer más a Jesús, e imitar su vida.

5. ¿Quiero evitar todo error de interpretar incorrectamente las Escrituras? ¿Por qué?

6. ¿Cuál es la importancia que tiene para mí lo que aprendo del Antiguo Testamento?

7. ¿Por qué es tan importante para mi madurez espiritual entender todo lo que dicen las Escrituras acerca de Jesús?

8. ¿Qué tan importante es para mí pedirle al Espíritu Santo que me ayude a reconocer a Jesús en las Escrituras?

III. Nos Enseñará a Vivir el Evangelio de Jesucristo

Antes de que ascendiera a la diestra del Padre, Jesús les explicó a sus discípulos la salvación de su muerte y su resurrección; eso era el evangelio de Jesucristo. Pero el creer y el vivir el Evangelio era posible gracias a la ayuda espiritual del Espíritu Santo. Leamos Hechos 8:26-40.

1. Lo que Felipe hizo y dijo, ¿eso es vivir el Evangelio? ¿Por qué?

2. ¿Qué necesitaba el eunuco etíope para entender lo que leía en las Escrituras?

3. ¿Qué fue lo que creyó el eunuco?

4. ¿Quién realmente le ayudó al eunuco para vivir el Evangelio?

Este pasaje nos hace reflexionar sobre la fuente de la ayuda para creer y vivir el Evangelio.

5. ¿Qué es el Evangelio para mí? ¿Quién me ayudó a entenderlo?

6. ¿Qué significa para mí vivir el Evangelio?

7. ¿Puedo decir que he creído y vivido el Evangelio sin la ayuda del Espíritu Santo? ¿Por qué? 

8. ¿Cuál es la evidencia de que el Espíritu Santo me ayuda a vivir el Evangelio?

IV. Nos Enseñará a Recordar a Jesús

Cuando decimos que el Espíritu Santo nos ayuda, realmente nos referimos a que él nos enseña. La manera de ayudarnos es enseñándonos porque es el único Maestro que puede darnos las enseñanzas espirituales necesarias para conocer al Padre, y para amar a Jesús. Leamos Juan 14:15-31 para escuchar las palabras de Jesús sobre la ayuda del Espíritu Santo.

1. Según este pasaje, ¿cuáles son los nombres y las actividades u oficios que hace el Espíritu Santo?

2. ¿Dónde y cuándo va a estar el Espíritu Santo?

3. Sin la ayuda del Espíritu Santo, ¿cabe la posibilidad de olvidar las palabras de Jesús? ¿Por qué?

4. Además de olvidar, ¿qué otra cosa puede suceder con las palabras de Jesús sin la ayuda del Espíritu Santo?

Jamás podríamos decir que entendemos la Biblia, que conocemos a Dios, o que amamos a Jesucristo sin la ayuda del Espíritu Santo. Todos siempre dependemos totalmente del Espíritu Santo para vencer toda tentación, para interpretar correctamente las Escrituras, para vivir el Evangelio y para recordar a Jesús.

5. ¿Creo que Dios es poderoso y me ama lo suficiente para darme al Espíritu Santo para que esté conmigo siempre? ¿Por qué?

6. ¿Puedo pedirle al Padre que el Espíritu Santo me enseñe más de él y me ayude a amar a su Hijo? ¿Por qué?

7. ¿Por qué el Espíritu Santo jamás me va a enseñar algo que no esté escrito en la Biblia?

8. Además de creer, orar y confiar;  ¿qué debo hacer para aprender mejor del Espíritu Santo?

Este material fue preparado por Gabriela Tijerina-Pike, PhD para www.VidaenÉl.com para el ejemplar de Agosto 2017. Luego fue adaptado para ILC en Septiembre 2018. Está prohibida su reproducción para fines comerciales o lucrativos.

IMAGEN Cortesía de UNSPLASH, Rawpixel