Acelerar el Paso

Acelerar el Paso
Acelerar el Paso

A veces tomamos muy a la ligera y despacio nuestra madurez espiritual, no sentimos la presión de acelerar el paso para mejorar nuestro servicio a Dios. Esto es normal, más no es aceptable. Debemos acelerar el paso como Jesús le pido a la Iglesia. Hay gente que está esperando que nosotros seamos maduros y sirvamos para extender el reino de Dios y multiplicar la Iglesia. Aceleremos el paso, capacitémonos para servir a Dios maduros y entrante preparados para toda buena obra.

Mi nombre es Tesla Melania, tengo 39 años de edad, soy Abogada pero no ejerzo mi profesión hace 5 años, soy la cuarta y última hija de mis padres, crecí en un hogar Católico no practicante y muy desunido, con mucha soledad, lo que impacto mucho en mi adolescencia y vida adulta, mi hija y yo fuimos abandonadas por mi esposo y tuve otra relación donde viví mucha violencia domestica pero me separe, desde niña sufrí ansiedad y depresión, en el año 2016 en un momento de mucha tribulación en el que había pasado por 2 meses de encierro y casi un intento de suicidio una vecina que tiene su negocio enfrente de mi casa me hablo de Jesucristo, me dijo que él me amaba y podía cambiar mi vida, me quebrante y llore como una niña, días después sentí la necesidad de aceptar a Jesucristo como mi Señor y salvador y le pedí a otro vecino que me llevara a su iglesia, el me ayudo a hacer la oración de fe y comencé a congregarme y unos meses después a discipularme, todo iba bien pero un año después deje de congregarme y aunque siempre oraba de vez en cuando y trataba de estudiar y aprender sobre la vida en Cristo, la depresión volvió a mi vida y el enemigo me ataco muy fuertemente, el año 2019 decidí reconciliarme con Cristo y esta vez fue definitivo y comencé a involucrarme en la Iglesia porque esta vez sí me llene del espíritu Santo y Dios comenzó a hablarme primero por medio de una profeta y después a mí personalmente y a mostrarme sus propósitos y mi llamado que es el predicar su palabra y enseñar a otros, siempre me gusto enseñar y tengo el don de llegar a muchas personas y facilidad para expresarme y desde niña tuve la capacidad de inspirar a otros a realizar determinadas tareas y trabajar en equipo, llegue a ser líder en mmi congregación y he sido nombrada en el ministerio de plantación de Iglesias, mi objetivo es llevar el mensaje de Jesucristo al mayor número de personas que se pueda y hasta más, tengo la disposición y la pasión para hacerlo, pero siento que debo prepararme aún más, carezco de recursos económicos para una educación formal presencial, además que en mi ciudad no existe una escuela para ese cometido, tendría que mudarme a otro lugar pero soy madre soltera y yo sola mantengo mi casa y la educación de mi hija de 10 años, hace unos días en mi tiempo de ayuno y oración el señor me dijo Acelérate y busque en internet como estudiar más para mi crecimiento espiritual y encontré la página del ILC, sentí en mi corazón que debía inscribirme y una beca seria de mucha ayuda para poder capacitarme aún más, tengo el compromiso, las ganas y la disposición de aprender, no tengo los recursos, pero si la fe que Dios proveerá porque él siempre ha estado conmigo, Bendiciones.