Consuelo de Dios

Consuelo De Dios
Consuelo De Dios

A veces no sabemos o se nos olvida que nosotros no sufrimos sin el consuelo de Dios a nuestro favor. Eso es entendible, pero cuando recibimos su consuelo entonces estamos en la mejor etapa para prepararnos para compartir con otros ese consuelo que nos dice que no estamos condenados, no sufrimos sin el consuelo De Dios a nuestro favor. El ILC es tu escuela ministerial. Te esperamos.

Mi conversión fue un Gran milagro de regeneración inmediata, por el poder del Espíritu Santo, pues estando sumergida en un mar de depresion, y alcoholismo no teniendo esperanza alguna de salir, consumida en la desesperación del vicio, llego al fin un rayo de luz de esperanza y El Señor Jesucristo me encontró y me rescato de ese abismo en el que estaba, y fue un domingo 21 de Abril en el año 2012, la mejor decisión de mi vida de seguir a Cristo y hacer efectiva mi conversión hacia El, Increíblemente humanamente, pero un Milagro de Dios, que inmediatamente se fue toda depresión, y deseo de seguir tomando alcohol juntamente dejando de fumar. Toda Honra y Gloria para Nuestro Dios Todopoderoso!.., que por el Poder de su santo Espíritu, se fue todo deseo de continuar en los vicios y pude experimentar cambios muy relevantes en mi vida, como mi forma de vestir, de hablar y de actuar… Posteriormente vino un deseo ferviente de estudiar su Palabra, y conocer más y más de ese Poderoso Señor Jesucristo que me rescató de las tinieblas, empecé a estudiar y conforme conocía mas de El, en Oración y lectura, fui viendo la necesidad de enseñar su Palabra a todos aquellos que necesitan conocer mas de El. Deseo ser instrumento vivo en sus manos y ser capacitada para enseñar la sana doctrina de su Palabra, pues en este tiempo veo esta gran necesidad, donde hay mas afanes que búsqueda al Señor Todopoderoso… Fue en un momento de necesidad en mi corazón, que puse en el buscador de Googlee la frase “Necesito aprender mas sobre las sagradas Escrituras, para poder enseñar su Palabra.” y lo primero que apareció fue la pagina: ILC Instituto de Lideres Cristianos y como verán aquí me he quedado con muchas ganas y entusiasmo con pasión de aprender mas de como trabajar en su Obra… y totalmente agradecida primeramente con Dios, que ha permitido que conozca de ILC, porque si persevero y me esfuerzo y con la ayuda de Dios podré obtener la Beca del ILC. ¡Pues Dios conoce mi corazón y mi situación económica también!… ¡Así que, Gloria a Dios! Por ILC.