Crecimiento Espiritual

Testimonio de José Manuel Archundia: Todos necesitamos la salvación de Dios 

Mi nombre es José Manuel Archundia. Nací en el año 2000 y vivo en México con mi familia. Actualmente soy estudiante de Ingeniería Mecatrónica, pero quiero también formarme académicamente en el área bíblica para mi crecimiento espiritual y personal y mejoría en mi servicio en el ministerio al que el Señor me ha llamado. Mi papá desde hace un tiempo ha sido anciano de la iglesia local a la que me reúno, así que desde chico he conocido un poco de cómo es el servicio al Señor y el sacrificio que esto implica. Recibí a Cristo como mi Salvador desde muy pequeño y a lo largo de mi vida he comprendido más y más de todo lo que esto significa y aún sigo aprendiendo.

A pesar de que desde chico fui inculcado en valores y en la fe cristiana y que realmente nunca he tenido vicios como alcohol, drogas o cosas así, realmente he comprendido que Dios igualmente me rescató. Pienso que, como yo, hay muchas personas que nacieron y crecieron en ambientes cristianos, y que tal vez piensen que por eso no necesitan tan vehementemente de salvación o de rescate a sus almas. Pero en la Biblia vemos que la paga del pecado es muerte, y todos hemos pecado, por lo que absolutamente todos necesitamos ser perdonados y salvados por Dios.

El Señor ha puesto en mi corazón servirle desde hace algunos años, comencé ayudando los veranos en campamentos bíblicos en los que junto a algunos amigos y hermanos organizábamos juegos, actividades y realizábamos tareas para el mantenimiento del campamento. Desde ahí me quedé con muchas ganas de servir compartiendo a los demás de lo que he aprendido de Cristo y de lo que en mi experiencia personal y de las maravillas que he visto que Dios puede hacer en los corazones de los que le siguen y obedecen. Por lo que junto con un amigo y un primo, iniciamos un canal en Youtube “Contracorriente Bíblico” en el que a nuestros 16 años más o menos, compartíamos de manera divertida acerca de algunos temas, diciendo lo que Dios mandaba respecto a eso y sustentándolo con versículos. Después de un tiempo dejamos de hacer los videos, pero siempre me quedé con esa necesidad de continuarlo. Por otro lado, el Señor me llamó a mí y a uno de mis amigos con los que grababa estos videos a servir ministrando un grupo de jóvenes pequeño de la iglesia local a la que asistimos, la cual estoy llevando hasta el día de hoy.

Ahora que tengo 21 años al momento en que escribo estas palabras, retomé el ministerio, mis compañeros ya no quieren continuar en él pero he tratado de seguir animado en el Señor y prepararme para hacerlo lo mejor posible, porque es para Dios, así que decidí comenzar a estudiar y prepararme en este seminario, de manera que pudiera conocer y aplicar más los principios de Dios a mi vida, y que a su vez pudiera yo compartirlo en el canal, basándome siempre en lo que la Palabra de Dios dice y apoyando con datos históricos que pueda aprender en el seminario y demás información que viene muy bien sobre todo para alcanzar a las personas que no creen en Dios. Espero que el canal sirva como un megáfono de la gracia del Señor, que se extienda tanto a los creyentes y les ayude a afianzar convicciones y a crecer, como a los que no han querido reconocer que Jesús es el Señor y que hasta ahora se encuentran sin esperanza ni salvación.

Aprende más sobre el poder de Dios: ILC y clases ofrecidasRegístrese hoy mismo de forma gratuita sin obligaciones. Tome nuestra clase de Introducción: Conexiones para Líderes Cristianos para que aprendas más sobre el ILC y cómo es posible estudiar la Biblia para prepare como líder. Creemos que todos pueden tener acceso a preparación teológica y ministrar la Palabra de Dios.