Cursos Gratuitos

Los cursos gratuitos de preparación ministerial que el ILC ofrece son una magnífica opción para que la Iglesia se prepare para servir en su crecimiento y alcance. Muestra de ello los miles de estudiantes que diariamente se preparan con los cursos gratuitos y sirven con el gozo del Señor. 

Comencé mi caminar en Cristo desde muy temprana edad cuando mi madre nos llevaba a mi hermano y a mí a la Iglesia. Pase por muchas etapas en ese trayecto de vida, desde andar jugando por debajo de los bancos de la congregación y recibir una que otra corrección de los ancianos y líderes de la iglesia, hasta llegar a formar parte de la directiva de la misma. Ese tiempo de crecimiento y desarrollo fue realmente enriquecedor para mí. Mi vida familiar ha sido un proceso de altas y bajas por las diferentes situaciones y pruebas que se presentan en el matrimonio, pero es bueno saber que Dios e fiel y no abandona a ninguno de sus hijos, hemos hasta el momento mantenido la fe y a pesar de no es fácil el camino, seguimos adelante. Actualmente estamos trabajando mano a mano con los líderes de nuestra congregación, llevando un plan estratégico de llevar el evangelio de Jesucristo a las personas que lo necesitan. No ha sido fácil, pues lastimosamente los levantamientos dentro del mismo pueblo de Dios son muchos, pero, los resultados del trabajo se ven día tras día cuando jóvenes vienen a los pies de Cristo, cuando los que se esperaban que no aceptaran al Señor (lo están aceptando) y mejor aún, dando frutos dignos de arrepentimiento. Nadie dijo que sería fácil, pero el Señor es nuestra fortaleza. Supe de ILC, cuando buscando en la web una plataforma virtual que me permitiera un poco más de preparación y desarrollo, sus siglas llamaron mi atención, paso siguiente la curiosidad me llevo hasta su página principal y después de leer lo que hacen y como lo hacen, sus políticas, visión y misión cautivaron mi persona, motivo por lo cual estoy aquí con la fuerte convicción de que seré lleno de nuevos conocimientos para llevar la luz del evangelio de forma más efectiva a las personas que lo necesiten. Sé que tengo un desafió por delante, el cual acepto humildemente y con gozo. Mis expectativas son muy grandes!

Efesios 1

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,

según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,

en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,

para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,

en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia,

que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,

dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo,

10 de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.

11 En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad,

12 a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.

13 En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,

14 que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.