El ILC, una Bendición para Mi Vida

El ILC, una bendición para mi vida
El ILC, una bendición para mi vida

El ILC, una bendición para mi vida – fue lo que escribió el estudiante Gilberto del ILC. Sus palabras sinceras nos llaman a seguir trabajando arduamente para servir a más hermanos que se preparan para servir a Dios. Todos son una bendición para nuestras vidas…

Nací en San Juan Puerto Rico, crecí en una familia primordialmente católica y practicaba el espiritismo y la santería. A la edad de 17 años ingrese al Navy de los Estados Unidos y al presente soy miembro activo del US Coast Guard. No crecí en un ambiente cristiano, donde conociera y se adorara a Jesucristo en espíritu y en verdad. Pero estoy seguro que Dios me conocía desde el vientre de mi madre y tenía un plan maravilloso para conmigo. No fue hasta el Día de los Padres en el 2006 que cuando estuve de visita a casa de mi cuñado, él me invitó a una iglesia cristiana y ese día acepté al Señor como mi único Salvador junto a mi esposa.

Desde ese momento he sentido el deseo y el llamado de servir a Dios. Mi familia y yo hemos tenido la oportunidad de servir al Señor en varias iglesias debido a traslados por causa de mi trabajo. Todos los miembros de mi familia somos servidores activos en la iglesia donde nos hemos congregado. De esa manera comienza mi llamado ministerial. La primera vez que se me habló de mi llamado al ministerio fue en el año 2010 cuando un siervo de Dios me ministro y me dijo el plan que Dios tenia para mí. Al paso del tiempo me ha sido confirmado varias veces el llamado que el Señor tiene para mí, ya no puedo correr más de mi llamado.

Es tiempo de prepararme y dedicarme a lo que Dios me llamo. El mundo en que vivimos está necesitado de un avivamiento espiritual. Estamos viviendo en tiempos donde a lo bueno le decimos malos y a lo malo bueno. Cuando miro a mi alrededor me doy cuenta que la Palabra no se equivoca cuando dice que la mies es mucha pero los obreros pocos. Cuando Dios me confirmó que era el tiempo para prepararme, mientras buscaba en Internet algún lugar que ofreciera estudios ministeriales acreditados en línea, Dios puso el ILC en mi camino.

El ILC me ofrece la capacidad de completar mi preparación ministerial a un costo mínimo mientras continuo mi servicio militar y sirviendo a mi nación. Ha sido una bendición para mí el haber encontrado el ILC de esta manera puedo continuar mis estudios ministeriales incluso cuando este fuera de mi casa por causas de trabajo. El formato en línea y ofrece un bajo precio económico pero un alto precio basado en el compromiso para completar las tares y actividades, un compromiso que cada uno de los que tenemos un llamado debemos aceptar.

El Señor continúe bendiciendo el Instituto de Líderes Cristianos. Desde que entregue mi vida a Cristo vivo día a día basado dos versículos bíblicos y estos me guiaran en la tarea de completar mis estudios ministeriales.

Filipenses 4:13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”

Josué 1:9 “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.”