Llamados a Servir

Llamados a Servir
Llamados a Servir

No todos nos entienden cuando decimos que somos llamados a servir a Dios. Algunos se nos quedan viendo como si fuéramos locos. Pero en el ILC nos entendemos entre nosotros que hemos sido llamados a servir a la Iglesia de Cristo Jesús. Por eso te invitamos a venir a prepararte con nosotros. Te entendemos y hemos diseñado una preparación ministerial para que cumplas tu llamado. Te esperamos.

Mi nombre es Adriana C.B., tengo 25 años. Si tuviese que ponerle un titulo a mi testimonio seria, nada ni nadie impedirá el llamado de Dios para tu vida. Conocí al Señor cuando tenia 15 años de edad, durante ese tiempo tuve una relación muy cercana a Dios en donde este me permitió vivir experiencias que para mi caben dentro de su sobre naturalidad, sin embargo mi relación con el fue mermando hasta volverse nula debido a diferentes situaciones que pasaron en mi vida, El me había dado un llamado especial del cual yo me había apartado, durante 5 años estuve alejada de la iglesia y todo con relacion a ella pero entre mas avanzaba en tiempo podía ver como el se valía de muchos medio para recordarme quien era yo en Cristo, para recordarme su llamado y su propósito para mi. El dia de hoy para la gloria y honra del Señor estoy de vuelta, el me esta sanando y restaurando y a encendido en mi de una forma mucho mas fuerte que antes, mi llamado a la predicación a exponer su mensaje a quienes no lo conocen, puedo oir su voz y me a revelado su plan para conmigo y mi familia. Debido al llamado que el me ha hecho a puesto la necesidad en mi de mantenerme en oración constantemente, casi todo el día el esta de continuo en mi mente y en mi boca y en repetidas veces me habla y me dice para ti tengo un llamado especial por eso sientes la necesidad de buscar mi presencia en todo tiempo. Recientemente El me hablo y me dijo preparate para el ministerio y en función de cumplir esa orden encontré el ILC, el cual esta siendo de gran bendición para mi vida, ya que, actualmente me encuentro laborando y no tengo el tiempo para asistir de manera presencial a un instituto bíblico ni poseo todos los recursos para pagar un semestre, me parece sorprendente la forma en como se han preocupado en formar lideres para el servicio a Dios en todo el mundo en brindar todos sus conocimientos para hacernos mas excelentes al momento de compartir la palabra a fin de presentarnos como obreros aprobados para la obra del Señor se que este medio a sido el puente para extender el evangelio de Cristo. Actualmente apoyo en el ministerio evangelistico en la iglesia a la que asisto, llevando el mensaje a los barrios cercanos de donde se encuentra ubicada y se que con el tiempo Dios me ira llevando a mas lugares y me ira dando cada día mas su forma porque el en mi alfarero y yo su vasija.