Pasión Juvenil por Cristo

Pasión Juvenil por Cristo

Pasión Juvenil por Cristo

La estudiante de ILC, Sydney Simao, ha crecido en la fe y con tan sólo 17 años ella escribe y habla en público acerca de Cristo. Ella tiene tal pasión juvenil por Cristo que lo puedes sentir al leer su testimonio.

 

Lee su historia a continuación:

Mi nombre es Sydney Simao y soy una conferencista y escritora cristiana de 17 años de edad. Vivo en los Estados Unidos en Washington con mi papá, que es un Pastor y empresario, mi madre nos ha educado en casa a todos nosotros sus hijos, a mí y siete hermanos más jóvenes.

No recuerdo el día en el que llegué a conocer al Señor, pero mi mamá me dice que ella recuerda la primera vez que pareció que tuve un claro entendimiento del Evangelio. Yo tenía dos años y corría alrededor de la casa llevando un pequeño regalo. Cuando ella me preguntó lo que estaba haciendo, le dije que quería hacerle un regalo a Jesús. Ella se arrodilló y me dijo que Jesús quería darme un regalo a mí y me compartió el Evangelio. Oré y le pedí a Jesús que me rescatara de mis pecados y desde entonces, he estado luchando por crecer en el conocimiento de nuestro Señor. Fui bautizada cuando tenía 7 años de edad.

Pasión Juvenil por CristoDeseo continuar hablando y escribiendo para la gloria de Dios, y dirigiendo a otros hacia la verdad de su palabra a través de la predicación del Evangelio y la defensa de la fe, ayudando a otros a aprender acerca de las doctrinas centrales (y a veces difíciles) de la fe cristiana.

Siempre he tenido una pasión por la comprensión de lo que creo y por qué lo creo. Cuando era pequeño, deseaba ser misionero en un país extranjero. Ese deseo de compartir y defender la verdad no ha cambiado, pero ahora estoy pensando hacer esto ayudando a aquellos a mi alrededor a través de la escritura y predicación. Es por eso que estoy cursando la carrera en Estudios Bíblicos, y espero obtener mi maestría en teología y escritura cuando me gradúe.

Mi iglesia local, familia y amigos sin duda han apoyado mis deseos para ministrar a otros y mi papá tiene la bendición de contar con una gran biblioteca, herramientas de estudio, y recursos a los que tengo acceso y que disfruto usar a diario.

Una beca en ILC es importante para mí porque me parece una manera accesible y sólida para seguir obteniendo educación y un fundamento en las escrituras para que de esta manera pueda compartir esta verdad con otros.

Por favor oren para que Dios me use para su gloria y me dé compasión al ver la necesidad de los demás, el valor para ayudarlos, la sabiduría para entender su verdad y compartirla, y la fuerza que sólo puede venir de la dependencia de la constante Gracia de Dios.

Si Dios te está llamando al Ministerio no importa tu pasado, edad o género. Como Sydney, tú puedes tener pasión juvenil por el Evangelio, sea cual sea tu situación.

Lee otras historias de estudiante ILC en la Página de Facebook