Preparación Teológica para una Nueva Generación 

Testimonio: Dios no improvisa “El Planea”

Hola mi nombre es Wayne Cayasso, un estudiante recibiendo preparación teológica a ILC, un joven nicaragüense de 26 años, casado, con dos maravillosos hijos. Por mucho tiempo viví perdidamente hasta que la luz de Cristo vino a mi vida. Crecí en la costa atlántica de Nicaragua en donde los adolescentes y jóvenes están expuestos a las drogas y las Pandillas. Y con el ejemplo de vida de mis padres me guiaban directo a ese camino de perdición. Hasta que Dios hizo lo inesperado en la vida de mi mamá y ella acepto a cristo como su salvador y a los pocos años mi padre tomo ese paso de aceptación y yo decidí aceptar el llamado del pastor pero todavía no había escuchado la voz de Dios. Pasados 3 años después del Bautizo de mi papa, un 7 de septiembre, una mañana muy lluviosa mi padre decidió ir a la playa a sacar agua de su barca sin saber que ese era su ultimo día es esta tierra.

Tenía la edad de 14 años y ya trabajaba para ayudar a mis padres. Estando en la casa donde trabajaba me llama la dueña y me dijo tu padre sufrió un accidente, tienes que ir al hospital ahora mismo pero no quiso decirme la verdad. Llegando al centro de salud veo un enorme cantidad de personas afuera y mi corazón fue acelerando, al bajarme del auto mi tía llega a mi encuentro y dijo “A tu papá le cayó un rayo y no sobrevivió”. En ese momento solo pensé en un culpable (Dios). Yo culpe a Dios por la muerte de mi padre por muchos años y me volví un joven agresivo y dado a todos los vicios del mundo. Pero aun yo viviendo perdidamente mi mamá nunca dejo de orar por mi.

Al paso de los años termine la secundaria al arrastre. Y preparándome para la universidad vino a mi mente el estudiar teología. No comprendía por que pero no podía dejar de pensar en eso hasta que decidí tomar esa carrera universitaria. Una semana antes de viajar a la universidad un joven me invito a una Campaña de 3 días y decidí ir el ultimo día. A mi sorpresa el pastor pregunto “Si te tocara partir hoy donde pasarías tu eternidad?” y allí comenzó mi batalla espiritual porque no sabia la respuesta a esa pregunta. Estando en el seminario de teología y médiate los muchos estudios comprendí cuanta misericordia Dios ha tenido con mi vida. Yo estaba Falto de entendimiento sobre quien es Dios. Entregue mi vida por primera vez a Dios y mi anhelo es predicar su palabra y alcanzar a los perdidos en el pecado para la honra y gloria de Dios.

Hoy que Dios me ha dado la oportunidad de encontrarme con esta institución de ILC, ya que actualmente no poseo la economía para pagar una preparación teológica. ILC una bendición de Dios para preparar a una nueva generación de pastores, evangelistas y maestros dispuestos a servir a Dios no por interés sino por amor.

Aprende más sobre el poder de Dios: ILC y clases ofrecidasRegístrese hoy mismo de forma gratuita sin obligaciones. Tome nuestra clase de Introducción: Conexiones para Líderes Cristianos para que aprendas más sobre el ILC y cómo es posible estudiar la Biblia para prepare como líder. Creemos que todos pueden tener acceso a preparación teológica y ministrar la Palabra de Dios.