Quiero ser Pastor que Vive lo que Predica

Quiero ser Pastor que Vive lo que Predica
Quiero ser Pastor que Vive lo que Predica

ILC tiene el gran privilegio servir a estudiantes como Henry que sin miedo dice “Quiero ser Pastor que Vive lo que predica” en todo lugar. Todos estamos agradecidos con Dios por la tecnología que nos provee para este ministerio que nos permite conocernos en la amada Iglesia de Jesús y prepararnos, ¡incluso gratuitamente!

Queridos amigos me llamo Henry y vivo en la ciudad de Houston, Texas en Estados Unidos.
Cuando tenía entre 5 ó 6 años conocí a Jesús en un servicio de la región en donde vivía con mis abuelos. La iglesia local llegó a predicar a nuestra casa y fue ahí donde sentí el llamado de Cristo. Pero no fue sino hasta cuando tenía aproximadamente 13 años que acepté a Jesucristo como mi único y suficiente Salvador de mi vida. Recuerdo que una vez en una iglesia pentecostal me hicieron una pregunta: ¿Qué te gustaría ser cuando seas mayor? Yo contesté: Predicador. La idea de predicar la Palabra de Dios con avivamiento era para mí un desafío ya que se hacía muy difícil predicar.
Ahora que estoy enfrentado ese desafío preparándome y madurando. Sé que no sólo es predicar, sino vivir lo que predico. Por eso también quiero ser pastor, para acompañar a la gente en su vida cristiana. Quiero prepararme para saber predicar, saber vivir y saber cómo ayudar a otros en su relación con Dios.
Estoy agradecido con Dios por levantar a ILC que provee educación ministerial de alta calidad y gratuito. También estoy agradecido por mi iglesia. En las dos partes me dan mucha oportunidad de prepararme y servir. Me animan a predicar y a vivir lo que predico. Me siento tan contento por todo lo que aprendo, lo que me dicen que hasta me siento más enamorado de Dios por llamarme a servir. Por supuesto también está mi familia.
Amo a mi familia. Mi esposa y mis hijos hacemos todo juntos: Oramos, ayunamos, estudiamos la Biblia. Eso nos ayuda y nos prepara para vivir lo que predicamos.
Yo estudio en ILC y luego les comparto todo lo que aprendo. Por todo esto no pienso desanimarme. Voy a terminar mis estudios en ILC para ser un pastor, uno que vive lo que predica en el púlpito, con mis hermanos en la iglesia, en ILC y con mi amada familia.
Pido que oren por nosotros para que Dios nos conceda sabiduría y fortaleza en la vida.
Amén.
Dios los bendiga a todos.

Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

1 Tesalonicenses 4:23