Conversión

Conversión
Conversión

Definitivamente, la conversión más conocida es la del Apóstol Pablo. Fue tan radical, que quedó registrada en las Escrituras para mostrar la esperanza de que aún el asesino de los hijos de Dios puede arrepentirse y convertirse. Pero, la conversión no es lo único importante, también importa qué hacemos después de convertidos. ¿O no? 

Me llamo Jonatan Gabriel Correa. Tengo 40 años de edad. Y este es mi testimonio. Vengo de una familia cristiana, nací en el cristianismo y serví por muchos años en mi iglesia, dando clases de música y ministrando en la alabanza como músico. Soy empleado y trabajo a tiempo completo, y en un punto por las obligaciones y responsabilidades perdí mi rumbo, me desvié del camino y me alejé del Señor, aunque por mucho tiempo estuve alejado de Dios y de la iglesia, yo siempre conocí a Cristo y sé que él nunca me dejo solo. Hace un tiempo atrás que sentía que el Señor estaba llamándome con su amor eterno a volver al camino. Por un tiempo me resistí, hasta que no pude hacerlo más y decidí volver a comenzar con Él. Este volver al camino me hizo dar cuenta de que necesito tener una relación mucho más íntima con el Padre, conocer mucho más en profundidad de su palabra. Todos mis años dentro de la Iglesia solo fue superficialidad y que quiero más. Entendí en mi tiempo fuera del camino que hay mucha gente al igual que yo, se alejó y que simplemente quedaron olvidados, sus líderes y pastores lo han dejado. Yo creo que un buen líder o mentor es el que no se olvida de su gente. Deja las 99 que están cuidadas y va en busca de la que se extravió. Entiendo que no hay que obligar a nadie, cada uno tiene su libre albedrio, pero el trabajo sutil y delicado hace que quede una semilla que luego el señor hará crecer y florecer. Ahora entiendo lo importante que es aprender y estudiar las escrituras, su palabra, formarse para el ministerio y estar bien preparado e instruido. Buscando en internet un seminario bíblico para poder capacitarme encontré el ILC, creo que puede ser una gran herramienta para mi formación espiritual y personal y de esa manera poder llegar a otros con su palabra. Sé que no será una tarea sencilla el capacitarme, pero con la ayuda del Señor todo poder ser posible.