Obedeciendo el Llamado

Obedeciendo el Llamado
Obedeciendo el Llamado

Las Escrituras son claras, nos piden que vivamos obedeciendo el llamado de Jesús de hacer discípulos. Para eso, debemos prepararnos. Debemos estar seguros que estamos obedeciendo el llamado en la manera en que Dios quiere, con completo entendimiento, llenos de virtudes y dando frutos de amor para su gloria.

Mi nombre es Isaac y este es mi testimonio. Desde pequeño recuerdo que mi familia me llevaba todos los sábados y domingos a la Iglesia. Cada fin de semana era una experiencia muy divertida. Sin embargo fue a la edad de 11 años que empeze a tener más conciencia de quién era realmente DIOS y la importancia de hablar de ÉL a los demás. A los 12 años tuve la oportunidad de predicar de una forma más formal y fue una experiencia muy agradable. En una cultura donde cada vez surgen muchos qué se dicen ser maestros existe mucha confusión debido a que cada uno de los autoproclamados “maestros”crean su propia ideología y muchas veces guían a la gente por caminos incorrectos. Existe la necesidad de nuevos líderes que amen realmente a DIOS y el compartir el mensaje de salvación con los demás. Creo que DIOS me ha llamado a decir la verdad respecto a ÉL y Su Palabra, no a complacer a una audiencia sino más bien a instruir a Su pueblo por medio de Su Palabra. La palabra de DIOS ha sido una guía a lo largo de mi vida me ha enseñado a hacer lo correcto aún cuando la mayoría me decía lo contrario. No pretendo ser obra terminada más bien obra en progreso en las manos de DIOS. Encontré el CLI en un anuncio por Internet y me llamo la atención su misión y visión. Decidí inscribirme y me di cuenta de que las bases son muy sólidas y eso lo hace una institución con principios establecidos. Considero que hay desafíos y es importante comprenderlo, el tiempo es un factor clave y muchas veces las tareas del día a día nos dejan agotados. Sin embargo también creo que para una mente con voluntad no hay obstáculo que pueda ser tan grande.