Capacitarme para ejercer el llamado de Dios

Capacitarme para ejercer el llamado de Dios 

Servimos en una pequeña comunidad cristiana

¡Capacitarme para ejercer el llamado de Dios! Crecí en una familia cristiana, mis abuelos maternos eran pastores y desde pequeña estuve expuesta a las enseñanzas de las Escrituras. Sin embargo, mi hogar era totalmente disfuncional; seis hermanos, un padre alcohólico y ausente, y mi madre tuvo asumir la responsabilidad y trabajar fuera de casa para darnos educación y sustento.

Mi infancia y adolescencia estuvo marcada de mucha violencia y maltratos de parte de mi padre, lo que me llevó a tener odio contra él. Esto me hizo cuestionar las enseñanzas que recibía de parte de mis abuelos con respecto a Dios. El resultado fue mi rebelión contra todo y comencé a vivir de espaldas a Él.

Comencé a estudiar en la universidad y a medida que me sumergía en mis estudios más me alejaba del pensamiento cristiano que había recibido. Me involucré en política; en la década de los 80, una época que fue difícil para mi país. En medio de protestas y activismo político, comencé a caer en un hoyo profundo que estuvo ligado a las drogas.

La depresión comenzó a hacerse más evidente y el suicidio fue una salida que medité por mucho tiempo. Pero Dios en su inmenso amor nunca me permitió concretar. En esta condición estaba cuando recibí la invitación para participar en un evento de mujeres.

Fue allí, cuando en medio del sermón, caí de rodillas llorando por mis pecados. La convicción de pecado que vino a mí en ese momento fue tan poderosa que no tuve que esperar a que hubiera un llamado para hacer una oración de confesión de fe. Inmediatamente me rendí ante el Señor.

Tenía 22 años y parecía que había vivido 30. Hoy tengo una familia que junto con mi esposo hemos formado con 3 hijos varones. Conocí a mi esposo en la congregación a la cual me uní después de mi conversión. Este año cumpliremos 30 años de matrimonio.

Dichoso el hombre que soporta la prueba con fortaleza, porque al salir aprobado recibirá como premio la vida, que es la corona que Dios ha prometido a los que lo aman. (Santiago 1:12)

En mi caminar con Dios las pruebas han sobrevenido a mi vida; mi segundo hijo falleció a los días de haber nacido producto de una falla en su corazón. Fueron día difíciles. Pero lo más difícil y doloroso estaba por venir. Hace unos 15 años tuve a mi tercer hijo, el menor. Durante mi embarazo sufrí una infección parasitaria que afecto el desarrollo de mi pequeño, con consecuencias irreversibles como la parálisis cerebral.

Los primeros años fueron dolorosos con una depresión que me duró 3 años. No sabía cómo hacer frente a lo que se venía con un hijo con discapacidad absoluta. Hubo momentos en que me sentí enojada con Dios porque no entendía nada de lo que estaba pasando o por qué lo estaba viviendo. Al pasar de los años Dios trajo entendimiento de su propósito con esta prueba y aunque no ha terminado este proceso, Dios ha tratado la vida de mi esposo, la mía y la de mis hijos.

Al día de hoy, Dios continúa tratando mi vida y me sigue sosteniendo por medio de Su gracia para proseguir en mi caminar con Él. Servimos en una pequeña comunidad cristiana y es mi deseo capacitarme para ejercer el llamado de Dios a mi vida hace años atrás.

Me enteré del Instituto de Líderes Cristianos por Facebook. Al principio dude un poco porque me parecía extraño que no cobraran por estudiar. Entonces comencé a investigar y buscar información en la página web. Lo que vi me trajo hasta aquí donde ahora estoy comenzando con el primer curso.

Al comenzar este año me propuse desafíos, uno de ellos era estudiar de forma seria y responsable, pero no había encontrado nada que pudiera ayudarme en mi propósito hasta que los econtré. Espero que ILC sea lo que estoy buscando y me ayude a concretar mi llamado a servir a otros llevando Su Palabra.

YouTube

@institutodeliderescristianos

Aprende más sobre el poder de Dios a través de las Clases Ofrecidas por ILCRegístrate hoy mismo de forma gratuita y sin obligaciones. Toma nuestra clase de Conexiones de Líderes Cristianos para aprender más sobre el Instituto y cómo es posible estudiar la Biblia con nosotros. Creemos que TODOS pueden tener acceso a preparación formal cristiana y ministrar la Palabra de Dios.

Translate »