¡Bienvenidos al Instituto de Líderes Cristianos!

ILC es una escuela bíblica en línea, de nivel universitario para el aprendizaje individualizad. Nuestro clases de alta calidad cubren una variedad de temas como destrezas del ministerio, la Biblia, el cristianismo, y más. ¡Tenemos capacitación bíblica en México!

Hay estudiantes de ILC en todo el mundo, incluyendo México, aprendiendo en idiomas como inglés, español, francés, ruso y chino. 

Si usted vive en México o está interesado en el Instituto en México, le damos la bienvenida como hermano o hermana en Cristo. En esta página encontrarás testimonios de estudiantes mexicanos sobre sus paseos con Cristo y sus experiencias con nuestra capacitación bíblica en México.

Por favor, explore estas historias y nuestro sitio. Le invitamos a crear su cuenta de estudiante gratuita hoy y tomar nuestra clase de introducción para aprender más acerca de ILC y las oportunidades que Dios tiene para usted.

Inscríbase
de oídas te había oido
,

De oídas te había oido

De oídas te había oído Aunque no publiqué mi foto, quiero compartir mi testimonio de cómo ahora le digo al Señor que de oídas te había oido. Mi nombre es Esmeralda Robles, tengo 24 años de edad, durante toda mi niñez oí acerca de…
mi destino es cristo
,

Mi destino es Cristo

Mi destino es Cristo Compartiré mi testimonio personal así como razón por la cual creo y confieso que mi destino es Cristo. Soy Moguel Malpica un soñador constante, siempre imaginando, creando y deseando grandes cosas para mi vida. Nací…
Conociendo la Verdad
,

Conociendo la Verdad

Conociendo la Verdad Contaré mi testimonio de cómo fui conociendo la verdad. Soy Edmundo Pinto López. Nací el 13 de julio de 1972 en la ciudad de Comitán de Domínguez Chiapas, México. Mi padre falleció en 1982, un mes antes de que de…
mi corazón arde
,

Mi corazón arde

Mi corazón arde En mi testimonio daré constancia de que en el amor del Señor Jesucristo mi corazón arde. Mi nombre es Rocío Patricia Reyes cortés y soy de México. A la edad de 16 años sentí un fuerte amor por Dios pero por seguir…