Dios puso en mi Corazón estudiar Teología

Estuve buscando y orando para que Dios me guiara en dónde hacerlo

¡Dios puso en mi Corazón estudiar Teología! Me llamo Abigail y recibí a Jesús en mi corazón a la edad de 4 años. Tomé estudio bíblico para niños hasta los 12 años. Después de eso, mi adolescencia y parte de mi juventud, la viví en el mundo. Nunca dejé de creer en Jesús pero me alejé tomando decisiones equivocadas que pensaba que me darían la felicidad y solo dejaban un vacío más grande.

A mis 25 años decidí regresar buscando a mi Señor Jesús. Mi familia se estaba destruyendo y Él la volvió a reconstruir, pero no me entregué a Jesús por completo, quería entregarme pero las distracciones del mundo me volvían a entretener. Yo ya estaba tan herida por tantas cosas que había pasado pero me aferraba a buscar mi propia felicidad en fiestas, falsas amistades, novios, etc. Pensaba que necesitaba ayudar a Dios a buscar mi felicidad, pero yo ya no podía más con mi vida y justo cuando pensé que ya no podía más me enfermé.

Fue algo súper raro, me intoxiqué con un medicamento (antibiótico) y eso me trajo muchos problemas. Me empezó a hacer daño todo tipo de alimentos, bebidas, olores y medicamentos; prácticamente todo. Me sentía desesperada, pase días sabiendo lo que era tener verdadera hambre y no poder comer porque se me cerraba la garganta. Sentía que no podía respirar entre muchos otros síntomas. Sentía dolor en diferentes partes del cuerpo y no podía tomar nada porque cualquier medicamento me hacía mal. Hasta las cosas más cotidianas como bañarme eran complicadas. Tuve que aprender a hacerlo de una forma distinta porque hasta el olor del shampoo y del jabón me hacía sentir mal. Para todo necesitaba ayuda de alguien más.

Me cansé de buscar doctores, fui con más de 10 y ninguno pudo ayudarme. Hasta que busqué y clamé al Señor. Él es el único que sana todas las heridas. Ha sido la batalla más difícil de mi vida, donde conocí al Señor profundamente aprendí a depender de Él para todo; aprendí a escucharlo y entonces me dijo: “Abigail no solo de pan vive el hombre si no de toda palabra que sale de mi boca” (Deuteronomio 8:3), y eso me fortalecía; me dijo: “Bastate mi gracia porque mi poder se perfecciona en la debilidad” (2 Corintios 12:9). Aprendí que su gracia es suficiente, es todo lo que necesito para continuar.

Llevo 2 años de mi vida en esta situación, empezó a los 28 y tengo 30 años; he pasado por días muy difíciles y por diferentes pruebas en este proceso que prefiero no escribir cada una porque se haría muy largo, pero les puedo decir que he podido ver en cada uno de esos días la mano del Señor obrando en mi vida. Llevo 2 años en que mi vida se paró completamente, sin trabajar, ni salir a la calle, nada más que estar en casa recuperándome; dejando que Dios me use a su manera.

Me he dado cuenta que no importa que estés en un rincón abandonada por la gente, Dios jamás te abandona y si tú dispones tu corazón a Él, Él te usa aún en lo más guardado. He podido compartir la palabra de Dios con personas y ganar a otras para Cristo, ha sido hermoso el trabajo que Dios ha hecho en mi vida, a pesar de estar en proceso de recuperación y no tener la vida normal que tenía antes. Pero sé que todo será mejor en un tiempo porque “Es pues la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11:1).

Lo perdí todo, amistades, trabajo, cosas materiales, mi físico cambio, pero gané aún más a ¡Cristo Jesús, que es un regalo invaluable! Y en este tiempo Dios puso en mi corazón estudiar teología; estuve buscando y orando para que Dios me guiara en dónde hacerlo, pero no podía pagar, ni tampoco salir a clases presenciales por mi situación. Navegando en internet encontré el Instituto de Líderes Cristianos. Es una gran bendición el saber que es gratuito y que podía estudiar en línea. No dude en inscribirme.

Toda la gloria sea a Dios por poner en el corazón de las personas el hacer este tipo de ministerios como ILC. A mí alrededor hay muchísimas personas sin conocer el amor de Jesús, siento el llamado de Dios a compartir las buenas nuevas del evangelio y poder compartir con las personas el amor de Cristo a través de lo que Él está haciendo en mi vida. Por esa razón quiero estudiar y saber más de las Escrituras y así poder servir a mi Señor conforme sea Su Voluntad.

YouTube

@institutodeliderescristianos

Aprende más sobre el poder de Dios a través de las Clases Ofrecidas por ILCRegístrate hoy mismo de forma gratuita y sin obligaciones. Toma nuestra clase de Conexiones de Líderes Cristianos para aprender más sobre el Instituto y cómo es posible estudiar la Biblia con nosotros. Creemos que TODOS pueden tener acceso a preparación formal cristiana y ministrar la Palabra de Dios.

Translate »