Dios te está Hablando

Dios te está Hablando

Tú vas a predicar Su Palabra a toda tu Familia y a las Naciones

Hola, me llamo Josué y tengo 18 años, vivo en Veracruz, México, con mis padres y 2 hermanos menores. Tuve la bendición de nacer en cuna cristiana, escuchando de Jesús desde pequeño. Sin embargo no fue hasta que tenía 16 años cuando tuve esta conexión y entrega con Dios.

Sentía un vacío en mi vida, sufrí ansiedad, tristeza y desesperación por tener las respuestas, sintiéndome en un cuarto super pequeño, lo que ahora sé que era un grito de mi alma por la necesidad de Dios.

Me ponía metas e intentaba salir adelante con mis propias fuerzas, por lo cual todas y cada una de las veces fallaba y regresaba al mismo lugar. Fue en un momento de total rendición donde clamé a Dios y me entregué a Él, y Dios, en su inmensa misericordia y amor, no tardó en derramar su gracia sobre mi y poner esas semillas que comenzaron a dar frutos.

Lo que más me encantó fue que yo mismo podía notar la diferencia de mi forma de ser y de cómo era ahora mi vida. Mi forma de ver y percibir las cosas del mundo cambiaron totalmente, como si se me hubiese quitado una venda, como si estuviera viendo por primera vez. Yo supe que era Dios.

A mis 17 años, en julio del 2020, después de haber vivido ciertos sucesos que fueron golpes a mi vida, volví a clamar a Dios entregándome como materia dispuesta para que se hiciera su voluntad, rogándole porque me diera un propósito, una misión, para servirle y glorificar su nombre.

Estaba en oración en mi iglesia diciéndole esto a Dios, cuando a mi mente llegó un pensamiento sobre mi predicando La Palabra; pude ver una imagen donde yo estaba en una iglesia pastoreando, unos segundos después sentí la mano de una persona en mis hombros abrazándome. Era un muy buen amigo mío de la iglesia llamado Pablo, comenzó a orar por mi y lo primero que me dijo fue: “Dios te está hablando, tú vas a predicar Su Palabra a toda tu familia y a las naciones, Dios te va a usar”.

“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mateo 28:19 RVR1960).

En ese momento me quedó claro que era Dios hablándome y rompí en llanto, sintiendo un gozo increíble de que Dios me había respondido y quería que yo fuese usado para su servicio. Después de ese día mi vida cambió y atendí a su llamado, por lo que oré mucho y comencé a estudiar más y más Su Palabra.

Y buscando opciones para mi preparación, porque quería nutrirme de la Palabra de Dios, y fue cuando encontré por Internet la página del Instituto de Líderes Cristianos, me di cuenta de su sana doctrina y de su propósito; oré, y no dudé en tomar la oportunidad de aprender y comenzar este nuevo recorrido de aprendizaje en Cristo Jesús.

YouTube

@institutodeliderescristianos

Aprenda más sobre el poder de Dios: ILC y clases ofrecidasRegístrese hoy mismo de forma gratuita sin obligaciones. Tome nuestra clase de Conexiones de Líderes Cristianos para aprender más sobre el Instituto y cómo es posible estudiar la Biblia con nosotros. Creemos que todos pueden tener acceso a preparación formal cristiana y ministrar la Palabra de Dios.

Translate »