¡Disfrutar las cosas que Dios me regalaba!

¡Disfrutar las cosas que Dios me regalaba!

Comencé a ayudar a muchas personas de mi entorno para que conocieran a Papá Dios

¡Disfrutar las cosas que Dios me regalaba! Todo comenzó cuando decidí mudarme a vivir con mamá y mi padrastro a la ciudad de Bogotá en Colombia. Me fui a terminar mi bachillerato y comenzar mi carrera universitaria. El cambio de un pueblo a ciudad fue tan drástico que cuando iba a la mitad de mi carrera universitaria me desencadeno una depresión que casi me lleva a una clínica de reposo.

Mi Mamá me decía que yo era demasiado religiosa, porque me la pasaba rezando el “rosario”, pero no veía muchos frutos de tanto rezo y me decía que eso no me iba a llevar a ningún lado. Mi mamá decidió comprarme una Biblia y en medio de su desesperación para que yo no me hiciera daño, me enseñó La Palabra para subirme el ánimo. Sin embargo yo no quería saber de nada, para mí todo era una desgracia.

“Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” (Filipenses 4:7 RVR1960).

Una noche, que no podía dormir, empecé a repetir las palabras que mamá me había regalado. Comencé a experimentar una paz que sobrepasa todo entendimiento y a cambiar mi forma de pensar; a estar más pegada a Dios. Mi vida cambió  radicalmente, a pesar de las situaciones que pasara o experimentara, todo me parecía bonito; sabía que todo lo que me sucedía tenía un objetivo.

Me di cuenta que Dios me estaba preparando para ayudar a otras personas que estaban en una situación similar a la mía. Ahí entendí el por qué me habían sucedido tantas cosas. Empecé a mostrar mi amor a Dios a través de mi vida y de mi corta experiencia. Pude disfrutar las cosas que todos los días Dios me regalaba; comencé a ayudar a muchas personas de mi entorno, de la universidad y de mi familia, para que conocieran a Papá Dios; aprendieran de Él y se aferraran a Él.

Mi abuelo era una persona muy católica pero el día de su muerte, antes de que falleciera, él hizo que le leyera el Salmo 91 para luego compartirlo con sus hijos. Algo ingreso en mi corazón y me dio el coraje para orar y pedirle a Papá Dios que me diera la fuerza para dejarlo ir. A pesar de tan gran pérdida, sentí tanto gozo y paz. Papá Dios me dio la fuerza suficiente, porque yo me oponía a que mi abuela nos dejara. Desde aquel día he sido como la líder y quien le ha dado fuerza a mi abuela y a mis tíos desde la pérdida de mi abuelo.

Me devolví a mi pueblo en Boyacá, Colombia, porque me enamoré de un chico. Debo confesar que me alejé de Dios muchos meses. Me sentía sin rumbo y sin dirección, pues aquel muchacho me estaba tratando muy mal y tenía una actitud dura conmigo. Decidí volver a Papá Dios y comencé a orar por él; por mi futuro esposo. El cambio que ha tenido es de 180° y parece otro ser humano; mas cariñoso y más comprensivo. Dejó de molestar con otras chicas y ahora soy la única en su vida. Actualmente él es mi prometido, gracias a que Papá Dios escuchó mis oraciones.

Con todo ésto que me ha sucedido, decidí estudiar más de Su Palabra con personas expertas sobre el conocimiento de Papá Dios. Por eso decidí buscar en Internet un curso de teología gratuita porque mi situación económica no ha sido muy buena. Dios me puso en mi primera línea de búsqueda al Instituto de Líderes Cristianos; ingresé, me gustó lo que vi y me inscribí.

Debo admitir que estuve un poco desaplicada; duré unos meses descuidada con el curso porque volví a entrar en depresión y me enfermé. Pero ya estoy recuperada gracias a la voluntad de Papá Dios. Estoy decidida a aprender de Él para poder impartir la verdad y que sea el Señor Jesús mi guía y mi ayudador. Quiero poder tomar el siguiente paso que es involucrar a mi futuro esposo en el camino del Señor; anhelo que nuestro matrimonio se base en Su Gran Amor y que seamos una guía para muchas más parejas, animándolas a conocer de Él.

YouTube

@institutodeliderescristianos

Aprende más sobre el poder de Dios a través de las Clases Ofrecidas por ILCRegístrate hoy mismo de forma gratuita y sin obligaciones. Toma nuestra clase de Conexiones de Líderes Cristianos para aprender más sobre el Instituto y cómo es posible estudiar la Biblia con nosotros. Creemos que TODOS pueden tener acceso a preparación formal cristiana y ministrar la Palabra de Dios.

Translate »