Ejercer el llamado de Dios en mi vida

Ejercer el llamado de Dios en mi vida

Retomar la formación ministerial a la que Dios me llamó, y aceptar Su llamado con aún más firmeza.

¡Ejercer el llamado de Dios en mi vida! Mi nombre es Rafael Antonio, soy un joven de 19 años que se convirtió al señor hace más de 3 años y por el mismo llamado de Dios, directamente accedí a la conversión tras momentos de desesperación. Mi familia es muy diversa dentro de ella; tuve mucha presión al principio de mi conversión para que la dejará a un lado pero el llamado de Dios se hizo más grande en mi corazón.

Logré identificar que para esto nací y un fuerte llamado a la oración se encendió en mí, empecé a orar y buscar a Dios continuamente. En mi colegio, que por cierto era católico, llevaba siempre mi pequeña biblia, me acuerdo que me la regaló un hermano que luego se apartó.

En mis recreos y tiempos libres mi biblia se convirtió en mi mejor amigo. Descubrí a un Dios que llama a los hombres desde antes de nacer. También descubrí el llamado que Él le hizo a hombres simples. Pasando el tiempo fui bautizado en las aguas y meses después Dios derramó Su Espíritu Santo sobre mí y de ahí en adelante fue cuando todo empezó a cambiar en mi forma de pensar.

“Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones” (Jeremías 1:5).

En cuanto al llamado de Dios en mi vida dediqué cada día de mi vida a servir a Dios como líder de mi congregación junto a mi líder. Dios me llamó a predicar y perseguir las vidas perdidas por medio de la predicación de Su Palabra en lugares remotos y campos.

Dios me fue formando a través de La Palabra y llenando mi ser de Su Espíritu. Por medio de mi líder, me impulsó a formarme en un instituto bíblico de calidad para continuar con el llamado. Siendo ya líder juvenil o, en otras palabras, pastor de jóvenes, logré cursar los primeros seis meses de este instituto bíblico hasta que lamentablemente no pude continuar, ya que tenía que viajar a otro país donde ahora me encuentro.

Aún persisten las ganas de ejercer el llamado de Dios en mi vida y poder retomar la formación ministerial a la que Dios me llamó y aceptar Su llamado con aún más firmeza. Ahora, con una bella joven a mi lado que también ama mucho a Dios y quiere caminar conmigo en este llamado divino.

Es por ello que en estos días, el Instituto de Líderes Cristianos se a convertido en una esperanza para mí de poder prepararme y aceptar ese llamado de parte de Dios con valor y preparación. Lo que más anhelo es poder conseguir esa beca de ILC para continuar mi formación.

YouTube

@institutodeliderescristianos

Aprende más sobre el poder de Dios a través de las Clases Ofrecidas por ILCRegístrate hoy mismo de forma gratuita y sin obligaciones. Toma nuestra clase de Conexiones de Líderes Cristianos para aprender más sobre el Instituto y cómo es posible estudiar la Biblia con nosotros. Creemos que TODOS pueden tener acceso a preparación formal cristiana y ministrar la Palabra de Dios.

Translate »