El Fulminante Mensaje de Jesús

[Mi padre] laboró para Cristo como obrero bi-vocacional

¡El fulminante mensaje de Jesús! Nací en un hogar cristiano. Mi padre Enrique Rivas, fue un pastor, evangelista y misionero, quien fue parte con la apertura de buena parte de las obras cristianas evangélicas que existen en el Litoral Central en Venezuela. Ésto sellaría la médula de mi llamado y pasión por llevar el mismo mensaje con la autoridad moral y virtud que él lo hacía. Esto marcó mi vida y la de mis dos hermanos; Esther, la mayor, e Isaac, el segundo, siendo yo el tercero de los tres.

A mis 13 años de edad acepté el verdadero reto del evangelio de “Dar de gracia, lo que de gracia había recibido”. Me inspiré mucho en el ejemplo de mi padre quien sin el respaldo de las federaciones de iglesias del país; laboró para Cristo como obrero bi-vocacional, sin apoyo económico de misión alguna. Él nunca desistió de llevar el fulminante mensaje de Jesús de Nazareth, a cualquier rincón del estado donde vivíamos y a algunas zonas del interior de la nación, y a veces fuera de ella.

Fueron muchas almas las que conquistó para el Dador de la vida, muchas de las cuales actualmente son pastores, evangelistas y maestros de excelente reputación en el desarrollo de sus ministerios en todo el territorio nacional venezolano. Con el apoyo de mi madre Carmen de Rivas, durante casi 50 años de matrimonio, ellos nos levantaron, a mí y a mis hermanos, entre luchas, pruebas y significativas limitaciones económicas. Al mismo tiempo con un inenarrable peso de gloria y amor por la obra más hermosa que se puede desarrollar en el globo terraqueo; es decir la obra del Evangelio a través del Espíritu Santo.

Mi padre, mi abuela y mi madre siempre estuvieron para apoyarnos con sus fuerzas aún mas allá de las mismas, pues pudimos estudiar toda la secundaria y la universidad. Personalmente logré el grado Superior de Molinero en Industrias Cerealistas y Electricista Industrial a nivel de Ingeniería.

Pablo se quedó a vivir y a trabajar con ellos, porque eran fabricantes de carpas al igual que él. (Hechos 18)

Años después, en el 2016, ya estando en una de la misiones con mi esposa, mis hijos, mis nietos en el país de Brasil, a pocos días antes de trasladarnos al Uruguay para la nueva misión, mi padre me dijo, por inspiración, que leyera Ezequiel, capítulos 1 al 4, diciéndome que allí yo iba a poder perfeccionar una inventiva de Generación Eléctrica autosustentable que estaba desarrollando, y así fue.

Antes de salir de Venezuela para esa misión extranjera hacia las periferias de Montevideo en Uruguay, hace ya 5 años, trabajé como personal profesional de la Estatal Petrolera y de forma alterna atendimos con mi padre la obra misionera local muchos años en Venezuela. Algunas inventivas de automatizaciones para el campo del ahorro energético han ayudado mucho el desarrollo de la obra misionera que desempeñamos desde Venezuela y para toda Sur América y las Antillas.

Debido a que nuestro Dios nos ha dado provisión a través de estas iniciativas profesionales, las cuales con las debidas patentes de invención queremos implantarlas y utilizarlas para que la obra misionera de la Fundación de Los Misioneros al Rescate, quienes comenzamos en nuestra nación para el año 2013, pueda seguir dando sus frutos con nuestros hermanos pastores y líderes en diversas regiones del país.

Hoy por hoy contando con un recurso humano de verdaderos líderes sufridos de la iglesia local de Venezuela, vamos por diferentes sitios dando La Palabra e iluminando con conocimiento de forma gratuita con nuestros oficios profesionales a través de cursos de Electricidad y Controles de Automatización a muchos de los jóvenes y personal maduro y nuevos creyentes, que aceptando al Señor también proceden a tomar este tipo de capacitación.

Hoy la misión cuenta con cinco iglesias. En esta nueva etapa de Los Misioneros al Rescate en Venezuela, una obra incipiente en Uruguay (2017), filiales en Las Antillas (1998), una en Barranquilla, Colombia (2020) y en este mismo instante en pleno trabajo de otra en Paraguay. Todas estas obras en apoyo con mi familia a excepción de mi padre quien falleció en territorio uruguayo, cuando estábamos abriendo la iglesia de Montevideo en el sector de Los Bulevares, a sus 72 años.

Todavía somos siervos inútiles porque aún no hemos hecho por nuestro Señor lo que debiéramos haber logrado, pero una cosa si es cierta, solo la muerte, si el Señor aún no ha regresado, nos separaría de esta tarea gloriosa de expandir su Reino.

Entendemos que nuestro Señor ha provisto esta oportunidad para que a través del Instituto de Líderes Cristianos, este ministerio pueda avanzar con pasos aún mas firmes en virtud del ordenamiento asistido y oficializado por una institución llena de la unción del Espíritu para formar e inspirar a distancia. Esto lo digo con toda la propiedad y el respeto posible, porque ya teníamos meses en oración para que se nos presentara una oportunidad como ésta, la cual, de forma automática será expandida a nuestros hijos y a los nuevos líderes del ministerio dentro y fuera de Venezuela. Dios Bendiga poderosamente al ILC en el mundo, en mombre de Jesús.

YouTube

@institutodeliderescristianos

Aprende más sobre el poder de Dios a través de las Clases Ofrecidas por ILCRegístrate hoy mismo de forma gratuita y sin obligaciones. Toma nuestra clase de Conexiones de Líderes Cristianos para aprender más sobre el Instituto y cómo es posible estudiar la Biblia con nosotros. Creemos que TODOS pueden tener acceso a preparación formal cristiana y ministrar la Palabra de Dios.

Translate »