La Obra de Nuestro Señor Jesucristo

La Obra de Nuestro Señor Jesucristo

Siempre el propósito será trabajar para la obra

La Obra de Nuestro Señor Jesucristo. Mi inicio de conversión fue ya hace 17 años; digo inició por que no tenía conciencia de lo que iniciaba ese día cuando fui por primera vez a una iglesia cristiana; esa experiencia cuando pase al frente y ese calor en todo el cuerpo. En ese entonces mi vida estaba en una inestabilidad emocional y dependencia enferma del papá de mis hijos; mi niña tenia 6 meses, mi niño no había nacido el nació dos años y medio después.

En el tiempo en el que me separé, pasé otra etapa muy difícil y traumática. Tuve que separarme de mi niño recién nacido y de mi niña; una bebe todavía. Mi mamá y mi papá me los cuidaron mientras yo trabajaba; eran sus primeros nietos y me los cuidaron con mucho cariño. Desde esa época han pasado muchas cosas, pero el cambio para la gloria de Dios ha sido monumental.

Para bien, me he dedicado a darles estabilidad a mis hijos. Nunca me interesó rehacer mi vida. Mis niños ya tuvieron suficiente con el tiempo que estuvimos separados como para someterlos a situaciones sin ninguna necesidad. La iglesia donde inicié se disolvió pero gracias a Dios me guardó. Pasado un tiempo buscando una iglesia, encontramos con mi niña Avivamiento, la iglesia donde me congrego ya hace 10 años. Realicé un estudio como de tres años de discipulado, diaconado liderazgo, y colaboraba en cooperativas y aseo en la iglesia.

Hace algún tiempo, Dios puso en mi corazón evangelizar un grupo de homosexuales que se reunían debajo de un puente donde yo tomaba el trasporte desde mi trabajo a mi casa. Se les llevaron onces para qué desayunaran e hicieron la oración de fe. Les hablé de ellos a los pastores y volví con ellos a la iglesia. Se asearon y se les compró ropa masculina. Asistieron al servicio del domingo y cerca a mi casa se les dio almuerzo. Se les propuso que por esa noche podían pasar la noche en un hotel, para que descansaran, pues era lo que podíamos ofrecerles.

Solo uno dijo, estoy cansado de esta vida de dormir en la calle; se le pagó hotel por varios días y luego la iglesia le organizó vivienda. Le ayudamos a adecuarle las cosas para que tuviera dignamente un lugar. Se puso a trabajar y estudiar y ya era otra persona transformada por el amor de Dios. Sin embargo quiso ir a predicarles a los del pasado. Se le dijo que no era prudente; no acató el consejo y cayó.

“Y estoy seguro de que Dios, quien comenzó la buena obra en ustedes, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva” (Filipenses 1:6 NTV).

Esta situación me afectó mucho. Al poco tiempo volví a verlo y me dijo, “no llore”; solo lo miré y le dijé, “Cristo lo ama” y seguí. Lloré tanto que mi fe fue confrontada. Tuve una conversación con Dios y recordé la palabra que dice “el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará”. El amor de Dios que había en mi como un hijo por ese hombre era como el Espíritu Santo mostrándome un poco del amor tan grande por esta humanidad perdida.

Siempre oro mucho, le doy gracias a Dios por tener el control. Mi Colombia es un pais hermoso así como mi ciudad, Bogotá, y la localidad quinta de Usme, donde vivo. Rhema es el instituto bíblico al que los miembros de la iglesia van a estudiar, pero los horarios se cruzaban con mi trabajo.

Cuando encontré el Instituto de Líderes Cristianos en Facebook, investigué y me pareció muy interesante, para crecer espiritualmente y en conocimiento. Donde Dios me permita estar, ir, hacer y emprender; siempre el propósito será trabajar para la obra de nuestro señor Jesucristo. No me interesa ser una religiosa con una vida estancada, sino que sea el Espíritu Santo ordenando mi vida y guiándonos con mi familia.

YouTube

@institutodeliderescristianos

Aprende más sobre el poder de Dios a través de las Clases Ofrecidas por ILCRegístrate hoy mismo de forma gratuita y sin obligaciones. Toma nuestra clase de Conexiones de Líderes Cristianos para aprender más sobre el Instituto y cómo es posible estudiar la Biblia con nosotros. Creemos que TODOS pueden tener acceso a preparación formal cristiana y ministrar la Palabra de Dios.

Translate »