Nos Enseñaron las Verdades Bíblicas

Nos enseñaron las Verdades Bíblicas

Comencé a orar por el regreso de mi madre al camino del Señor y la conversión de toda mi familia

Mi madre se crió en un hogar cristiano, se casó con mi padre en la iglesia y tuvo tres hijos. Yo soy el segundo hijo. Después de unos años de matrimonio, cuando yo tenía como 2 años, mi padre nos abandonó y, con eso, mi madre se desvió de los caminos del Señor Jesús. Algún tiempo después, mi madre se vuelve a casar y nos mudamos a otro lugar. Durante esta transición fui criado por mis abuelos maternos, quienes nos enseñaron las verdades bíblicas y nos llevaron a la iglesia.

En el nuevo lugar donde fui a vivir con mi madre, alrededor de los 12 años, me involucré con las actividades religiosas de la iglesia católica. Siempre tuve cálidas discusiones con el padre de la comunidad sobre algunas doctrinas y enseñanzas católicas, debido a las enseñanzas que había recibido de mis abuelos.

Mi madre llegó a conocer y hacerse amiga de una señora llamada María. Esta señora era evangélica y empezó a contarme las cosas de Dios. Cuando tuvo un programa juvenil especial en su iglesia me invitó a participar. Ese día, en el momento de la predicación de la Palabra de Dios, sentí el llamado de Dios en mi alma y no pude resistirlo. Dejé todas mis actividades en la iglesia católica y comencé a dedicarme totalmente a las verdades de la Biblia; a orar por el regreso de mi madre al camino del Señor y la conversión de toda mi familia; hermanos y padre (padrastro).

“Ciertamente tu bondad y tu amor inagotable me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor viviré por siempre” (Salmos 23:6 NTV).

A los pocos años de mi conversión volvimos a vivir al lugar de origen y a mi madre le diagnosticaron un cáncer avanzado. Durante este período de tratamiento mi padrastro murió en un accidente de trabajo. Fue un momento muy difícil en mi vida; mi madre condenada a muerte a causa de su enfermedad, después de la muerte repentina de mi padrastro.

Oré a Dios pidiéndole que recordara mis oraciones por la conversión de toda mi familia y el regreso de mi madre. Ahora todo parecía haber terminado sin ver mis sueños hechos realidad. Sin embargo, en ese instante el Señor Jesucristo, por Su Infinita Misericordia y Amor Eterno, comenzó a restaurar la salud de mi madre.

En resumen, mi madre se sanó de cáncer, volvió al camino del Señor, vivió otros diecisiete años como misionera viajando a muchos lugares de mi país, llevando su testimonio de sanación. Dios le concedió un nuevo matrimonio con un siervo del Señor. Y vivió todos sus últimos años haciendo la voluntad de Dios.

Hoy, yo estoy casado desde hace 23 años con mi esposa Cristiane y tenemos una hija. Toda mi casa sirve al Señor y puedo decir que Dios respondió a mis oraciones. Nunca se canse de orar por la conversión de su familia, porque Dios responderá a sus peticiones en el Nombre del Señor Jesucristo. Agradezco al Instituto de Líderes Cristianos por permitirme adelantar mis estudios para servir exitosamente en el ministerio.

YouTube

@institutodeliderescristianos

Aprende más sobre el poder de Dios a través de las Clases Ofrecidas por ILCRegístrate hoy mismo de forma gratuita y sin obligaciones. Toma nuestra clase de Conexiones de Líderes Cristianos para aprender más sobre el Instituto y cómo es posible estudiar la Biblia con nosotros. Creemos que TODOS pueden tener acceso a preparación formal cristiana y ministrar la Palabra de Dios.

Translate »