Pasión por Estudiar la Biblia

Pasión por Estudiar la Biblia

Dios puso en mi corazón el deseo de conocer más, de estudiar, de aprender y crecer

¡Pasión por Estudiar la Biblia! Porqué hoy sé quién soy en Cristo, sé que me ha hecho nueva criatura, se que para Él mi pasado no existe y que Él ha pagado el precio por cada uno de mis pecados. Porque sé que su sacrificio en esa cruz, su dolor, sus lágrimas, su sangre, no fue derramada en vano. Porque su sacrificio en mi vida tiene valor y porque sé que no soy merecedora de nada, pero así de grande es el Amor de Dios que me ha dado todo.

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17 LBLA). 

Soy Erika, tengo 26 años y me defino como una apasionada por Jesús. Pero no siempre fue así, la búsqueda de mi creador inició desde muy pequeña, bueno digo que fue mi búsqueda , aunque creo que fue mi Creador quien me buscaba a mi. La verdad siempre es Jesús quien nos busca. Nací en una familia que seguía tradiciones católicas, mi mamá más que mi papá.

No sé con exactitud cuando inició mi deseo de conocer a Dios. En mi niñez mi conocimiento de Dios era muy poco, solo conocía el catolicismo y pensaba que llevando acabo todos los sacramentos que son típicos en la iglesia católica, iba a llegar a tener una relación con Dios. Ahí veía a un Dios tan distante, siempre vivía llena de preguntas y dudas.

Cuando tenía 10 años, un 13 de febrero de 2005, viví un milagro en mi familia. Mi hermana estaba embarazada de 6 meses; su parto se había adelantado y aunque nadie me contaba lo que estaba pasando yo estaba atenta a todo. Escuché como decían que los médicos habían puesto a elegir entre la vida de mi hermana o la de mi sobrina. Y fue ahí donde vi actuar a mi Dios, que no solo le dio vida a mi sobrina, sino que también le permitió a mi hermana conocer a su hija. Fue un verdadero milagro, algo que solo un Dios vivo podía hacer.

Aunque este episodio en mi vida fue muy importante, no fue sino 7 años después que tuve un encuentro personal con Dios. Estaba pasando por muchas dificultades en mi vida; tenía a mis padres enfermos y lejos de mí; me sentía sola, vacía, y deprimida; me sentía insegura y frágil. Recuerdo que una amiga me vio en esta situación, se acercó a mi y me habló del “Amor de Dios” y me dio un regalo muy especial, mi primera biblia. Me invito una noche a una reunión especial de jóvenes y fue esa noche que el Señor tocó mi corazón y decidí entregarle mi vida.

Aunque esa noche di el paso más importante en mi vida, era a penas el principio para conocer mi caminar con Cristo. Sin embargo, no era constante en mi vida con Dios. No entendía lo que era vivir para Cristo. Siempre tenía una excusa para Dios; la universidad, no tenía tiempo, tenía que estudiar o cualquier otra cosa era más importante que Dios. Oraba y en ocasiones leía La Palabra, pero no existía un compromiso de mi parte con Cristo.

Yo sabía que Él estaba conmigo, acompañándome, cuidándome y guiándome. Él siempre se hizo presente en mi vida aunque yo estuviera lejos de Él. Su Espíritu habitaba en mi, me hablaba y me susurraba que esperaba más de mí. Durante este proceso vi cómo Dios no solo había tocado mi vida, sino también la vida de quienes me rodeaban. Era maravilloso.

Dé repente mi vida dio un giro, se me habían acabado las excusas. Sentía la necesidad de buscar a Dios, de estar más cerca de Él. Quería caminar en Su Propósito. Así que comencé a asistir a varias iglesias, pero cada noche oraba porque Dios me pusiera en el lugar indicado, por una iglesia donde le pudiera servir.

En el 2019 se me presento la oportunidad de dejar mi país Venezuela e irme a España. Y el primer deseo que Dios puso en mi corazón, fue conseguir un lugar donde congregarme, así llegué a una pequeña iglesia ubicada en Marbella, donde Dios ha tratado conmigo de una manera especial. Una iglesia donde encuentras diversas culturas pero que todos estamos unidos como hermanos a través del amor de Dios.

Durante el tiempo de cuarentena se inició un curso en la iglesia a través de la plataforma de Zoom llamado “Libertad en Cristo”, un tiempo que fue de gran provecho en mi vida donde conocí más de mi Padre y de Su Amor por mí. Una frase de este curso que marcó mi vida y que me llevo a tomar decisiones importantes es “que a veces somos exitosos a los ojos del mundo y un fracaso ante los ojos de Dios” y esto me llevó a pensar que no quería ser un fracaso para mi Dios.

Así que comencé a accionar en mi vida y a servir sin excusas. Dios me permitió comenzar en un pequeño ministerio que se estaba iniciando en la iglesia; el ministerio de alimentos, donde se reparten alimentos a familias sin empleo o en situación de calle. Otro paso que di fue el de dar muerte a mi vida de manera pública y expresar que Jesús habitaba en mi. Luego se me presentó la oportunidad de comenzar a servir en el ministerio de jóvenes y es aquí donde me di cuenta el verdadero propósito de mi vida.

Descubrí la pasión por estudiar la Biblia cuando comencé a preparar La Palabra para el ministerio de jóvenes. Y Dios puso en mi corazón el deseo de conocer más, de estudiar, de aprender y crecer. La verdad he querido pagar algunos estudios pero por problemas económicos y de tiempo se me ha hecho imposible.

Comencé a buscar por Internet algún sitio que ofreciera estudios online y que no fuera tan costoso y encontrarme con el Instituto de Líderes Cristianos, ha sido una bendición. Se que me permitirá ser de bendición en mi iglesia local y en el ministerio de jóvenes. Me gustaría además impartir conocimientos a otros hermanos que como yo tienen el deseo y anhelo de seguir creciendo con el objetivo de ser de bendición para otros.

YouTube

@institutodeliderescristianos

Aprende más sobre el poder de Dios a través de las Clases Ofrecidas por ILCRegístrate hoy mismo de forma gratuita y sin obligaciones. Toma nuestra clase de Conexiones de Líderes Cristianos para aprender más sobre el Instituto y cómo es posible estudiar la Biblia con nosotros. Creemos que TODOS pueden tener acceso a preparación formal cristiana y ministrar la Palabra de Dios.

Translate »