Predicar el Evangelio

Predicar el Evangelio

Deseo servirle en esta gran necesidad de Cristo que hay en el mundo

Me llamo Hardy David Casanova Pérez, tengo 25 años de edad. Conocí del Señor gracias a mi esposa, con quién hoy llevo 3 años de matrimonio. Cómo muchos cristianos yo era solo un pecador; muerto para Cristo pero vivo al horrible estado del pecado. Sin embargo mi conversión al principio fue hipócrita, decía amar a Dios pero en lo profundo de mi corazón era mentira, era blasfemia. Ahora deseo Predicar el evangelio y ser esa herramienta inútil para mí mismo pero útil para Dios.

Había descubierto que llegué a Cristo sólo por complacer a mi esposa pero en realidad no había nacido de nuevo. Hace aproximadamente 1 año, escuché una prédica de un pastor y misionero. En ese momento todo cambió, su prédica se titulaba “Predicando el Evangelio a los evangélicos”. Cuando empecé a escucharla no le presté demasiada atención por el título. Me preguntaba a mi mismo ¿Predicando el evangelio a los evangélicos? ¿Cómo es posible? Acaso ¿él sabe más que yo? Yo ya conozco de Cristo.

Fue ahí donde me di cuenta que todos los años anteriores de mi vida cristiana habían sido una mentira. Honraba a Dios de labios, pero mi corazón seguía amando el pecado. Tiempo después empezó a nacer en mí un deseo de estudiar más de Dios y también empezó a nacer un celo por la doctrina verdadera.

“Y a pesar de todo, oh Señor, eres nuestro Padre; nosotros somos el barro y tú, el alfarero. Todos somos formados por tu mano” (Isaías 64:8 NTV).

Salí de la iglesia donde estaba y llegué a otra dónde se predicaba La Palabra de verdad. Mi amor es tanto por Dios que quiero estudiar y seguir estudiando sobre Él, sobre Su Amor en la cruz, sobre Su Justicia, sobre Su Soberanía y sobre Sus Pensamientos. Quiero llenarme por completo de Él. Quiero sinceramente entender sus propósitos y quiero adorarle porque me salvó, porque me llamó, porque me buscó y porque hoy me sigue santificando día tras día.

Soy barro en las manos de mi alfarero en el cual no hay ninguna imperfección. Esa fue la  razón por la que buscando en Internet donde estudiar y aprender cada día más de Dios, encontré el Instituto de Líderes Cristianos. Deseo servirle en esta gran necesidad de Cristo que hay en el mundo. Predicar el evangelio y ser esa herramienta, inútil para mí mismo, pero útil para Dios.

YouTube

@institutodeliderescristianos

Aprende más sobre el poder de Dios a través de las Clases Ofrecidas por ILCRegístrate hoy mismo de forma gratuita y sin obligaciones. Toma nuestra clase de Conexiones de Líderes Cristianos para aprender más sobre el Instituto y cómo es posible estudiar la Biblia con nosotros. Creemos que TODOS pueden tener acceso a preparación formal cristiana y ministrar la Palabra de Dios.

Translate »