Recibí al Señor de manera Acelerada y Radical

Decidimos y planificamos poner en orden nuestras vidas ante Dios y nos casamos

¡Recibí al Señor de manera Acelerada y Radical! Mi nombre es Frank Torres, tengo 41 años y soy venezolano. Mi esposa es Norbeiker de Torres y tenemos 3 hijos; Hellem de 13 años, Albert de 10 años y Fralbanys de 7 años. Crecí siendo enseñado en la religión católica con costumbres y tradiciones religiosas. Mis primeros años de juventud estuve sumergido en el alcohol, el desorden sexual, la masturbación, la pornografía y la ideología comunista.

En junio de 2015 experimenté un cambio radical en mi vida. Dios uso a una joven compañera de trabajo y líder de una iglesia, quien comenzó a hablarme sobre la Palabra de Dios. Recuerdo una mañana de trabajo, antes de salir a una inspección a los campos petroleros; esta joven estando dentro del vehículo, colocó una adoración y me dijo: “Frank ¡Voy a orar!, por favor solo cierra los ojos”. Esta forma de orar era nueva para mí, solo estaba acostumbrado a escuchar vanas repeticiones.

En ese momento paso algo en mí; se rompió algo dentro de mí. Aún recuerdo ese día y mi corazón se quebranta. Recuerdo que durante las 2 horas de viaje para llegar a nuestro destino de trabajo, ella me habló de Génesis 37; sobre José el hijo de Jacob. Así transcurrieron varios viajes de trabajo e historias de la Biblia. Recuerdo que llegaba de noche a casa y buscaba en la Biblia las historias de las que me hablaba (Abraham, Job, Daniel, entre otros). Esto lo hacía escondido en el baño para que mi esposa no me viera (aun no entiendo porque hacía esto).

Vino la primera invitación a la iglesia, traté de evadirla. Ese domingo ni siquiera pude pararme de la cama, pues llegué de madrugada y borracho a la casa. Pero Dios es paciente. El siguiente domingo fui invitado nuevamente. El viernes por la tarde le dije a mi esposa que el domingo asistiríamos a una iglesia, ella me miró muy extrañada. El domingo en la mañana, la joven y quien en ese momento era su prometido, hoy felizmente casados, fueron a buscarnos a la casa para llevarnos a la iglesia.

“El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 Pedro 3:9).

Ese día desde que llegué a aquel lugar, todo cambió, estaban danzando y adorando, La Palabra vino a mí para no regresar vacía. Ese día recibí al Señor, de manera acelerada y radical, e inició una transformación en mí. A los pocos días decidimos y planificamos poner en orden nuestras vidas ante Dios y nos casamos. Luego el Señor continuo obrando e ingrese junto con mi esposa a una formación de discipulado y liderazgo.

El Señor me ha permitido servirle progresivamente; actualmente pertenecemos al liderazgo principal de la iglesia en donde Dios me plantó junto a mi familia. Allí he tenido el privilegio de ministrar la Palabra de Dios en servicios de la iglesia, pertenezco al equipo de conferencistas de encuentros para nuevos creyentes. Tengo por profesión un título de ingeniero, con una especialización en gerencia; no hay en mi corazón un anhelo y una pasión más grande que el prepararme para servirle con excelencia al Señor.

En marzo de 2021 estuve al borde de la muerte; fui hospitalizado por 13 días con Covid-19 y paludismo. Tengo la certeza de que Dios me añadió vida para cumplir con un propósito en Él. En ese sentido estoy interesado en capacitarme para servirle al Señor. Comencé a tener curiosidad sobre los estudios en teología y el ministerio. Investigué en mi localidad sobre los institutos bíblicos y luego me dispuse a buscar en la internet.

Es aquí que conozco sobre el Instituto de Líderes Cristianos y comencé a leer y ahondar sobre la metodología y dije: “Listo Señor, heme aquí”. Espero perseverar y alcanzar las metas en ILC, toda la gloria es del Rey, que vive por la eternidad. El Instituto de Líderes Cristianos representa para mí una oportunidad para capacitarme y crecer espiritualmente, para ayudar a otros a conocer el camino de salvación. Espero retribuir la oportunidad que Dios me da al acceder al ILC por su flexibilidad económica y metodológica.

YouTube

@institutodeliderescristianos

Aprende más sobre el poder de Dios a través de las Clases Ofrecidas por ILCRegístrate hoy mismo de forma gratuita y sin obligaciones. Toma nuestra clase de Conexiones de Líderes Cristianos para aprender más sobre el Instituto y cómo es posible estudiar la Biblia con nosotros. Creemos que TODOS pueden tener acceso a preparación formal cristiana y ministrar la Palabra de Dios.

Translate »